La cueva de los Leones de Yucatán, el Estadio Kukulcán Alamo, se ha caracterizado por ofrecer una vasta cantidad de botanas y alimentos.

Pero sólo algunos han logrado robarse un lugar de nuestro corazón, o mejor dicho, en nuestro estómago.

He aquí las 5 botanas que no puedes dejar de probar cuando vayas el estadio.

5. Cacahuates y pepitas

Aunque puede parecer algo muy común para resaltar en un top 5 de comidas de estadio, estas botanas son las clásicas para disfrutar de un partido de béisbol y de las más populares para los fanáticos. No sabemos si los cacahuates y las pepitas funcionan para aliviar el estrés de un juego cerrado, pero sí es cierto que son infaltables para disfrutar tu estancia en el estadio.

4. Machacados de la Alemán

Si buscas una opción refrescante estos machacados son perfectos, pues hay una gran variedad de sabores que van desde frutales a dulces, y de diferentes tamaños para todos los gustos. *Te recomiendo el de oreo con leche condensada y el de mango con chile.

3. Pastelitos/hojaldras

 Los pastelitos y hojaldras son una delicia que no puedes pasar por alto. Rellenos de jamón y queso o queso philladelphia son perfectos para saciar el hambre que nos invade en medio del juego de pelota, y tienen un costo bastante accesible. 

2. Tortas “Manolo’s”

Si lo que buscas es un plato grande, fuerte y con mucho sabor, estas tortas no te defraudarán. Este local famoso tiene muchos años deleitando el paladar de los aficionados del béisbol y han logrado encontrar los ingredientes perfectos que al combinarse hacen una bomba de sabor. Sin duda alguna tienes que probarlas.

1. Piedras y polcanes de “La Güera”

 Estas bolitas de masa rellenas son la botana favorita de los yucatecos en el Kukulcán Álamo y las filas largas para comprarlas lo comprueban. Y es que el exquisito sabor de las piedras de “La Güera”, combinadas con repollo y el tradicional picante han logrado sobresalir sobre los demás platillos. Si quieres probar estas delicias deber compralas en las primeras entradas del partido, puesto que por su alta demanda puede que te quedes con las manos vacías.