Conmemorando el inicio de la temporada de la Major League Baseball, lo próxima que esta la Liga Mexicana de Beisbol, y el auge que hay ahorita por el Rey de los Deportes, en la recomendación de hoy tenemos una película muy querida por el público.

Nuestra Pandilla, o en inglés “The Sandlot”, cumplió 28 años esta semana y no veo mejor razón que todo lo antes mencionado para hablar de ella hoy. Comedia, deporte, amistad y valores combinados en una sola película. Sin duda es el plan perfecto para quedarse en casa con la familia y disfrutar.

La película se narra en el verano de 1962, cuando Scott Smalls se muda a una colonia en los suburbios de Los Angeles. Scott tiene problemas para hacer amigos, incluso intentando jugar al beisbol con un grupo de niños en un parque local, donde se burlan de él por su falta de habilidad para tirar o atrapar la pelota.

En un intento por aprender a jugar, le pide ayuda a su padrastro, quien le causa un hematoma en el ojo, después de que Scott no pudiera atrapar la bola. Aún así, vuelve a intentar a unirse a un grupo de niños que jugaban beisbol, donde lo aceptan. El capitán, Benny Rodríguez, le dijo que no se preocupe por su falta de habilidad, ya que el sería su mentor en el camino. Sin embargo, en un momento, un jugador logra batear un Home Run y la pelota cae en un jardín peligroso. Cuando Smalls se acerca a recoger la pelota, sus compañeros lo detienen y le dicen que ya está perdida, pues ese patio es custodiado por ‘La Bestia’, un perro enorme que se ha vuelto una leyenda del vecindario.

Sandlot 1

El equipo se hace muy amigo de Scott, y en un día muy caluroso, deciden ir a un parque de agua. Uno de los integrantes del equipo estaba enamorado de la salvavidas, por lo que finge ahogarse en el agua para que ella le de respiración boca a boca. Aunque ella descubre que todo era falso y los saca del parque, para todos fue el héroe. En la celebración del 4 de julio, la pandilla juega un partido bajo los fuegos artificiales, y Scott se da cuenta de que, aunque para muchos era muy divertido y les gustaba jugar, para Benny era realmente una pasión y el motivo de su felicidad.

Sandlot 2

Era un día común y corriente, los chicos se habían juntado para jugar un poco de beisbol, pero en una ocasión Benny batea tan fuerte la bola, que la rompe. Desgraciadamente para ellos, esa era la única pelota con la que contaban, pero afortunadamente, Scott recuerda que tenía una colección en su casa. Ignorando el deporte, Scott toma de la colección de su padrastro, una bola autografiada por Babe Ruth, aunque el no tenía ni idea de quien se trataba, lo que “El Gran Bambino” había logrado, y el valor que tenía ese artículo.

Con esa bola, Scott logra batear su primer Home Run, algo que emocionó al equipo. La pelota cayó en el jardín de La Bestia, y cuando Smalls les hace saber que la bola estaba autografiada por Ruth, Benny se altera y dice que tienen que recuperarla, siendo la primera vez que enfrenten a La Bestia. El capitán del equipo espera que el espíritu de Babe Ruth le de instrucciones claras para recuperar la bola, vencer a La Bestia, y convertirse en una leyenda del vecindario por ambos actos.

Sandlot 3

La película es entretenida, divertida, y tiene muchas escenas épicas. El tiempo pasa volando cuando la estás viendo y no es sorpresa que sea de las favoritas del público. Es ideal para verla con toda la familia, ya que es muy sencilla, digerible, y tiene mensajes importantes de amistad y lealtad, así como también de trabajo en equipo. Puedes verla en la plataforma Disney+ sin costo extra.

También te puede interesar