La NFL regresó después de más de 6 meses y lo hizo con una gran exhibición en el Raymond James Stadium de Tampa Bay, cuando los campeones, Buccaneers, recibieron a los Dallas Cowboys para jugar el primero de 272 encuentros en la temporada.

El encuentro nos regaló un 31-29 que se definió en el último segundo, con un gol de campo de Ryan Succop, y otra vez Tom Brady demostró que es capaz de tener drives ganadores. El mariscal de campo de 44 años sigue en un nivel intratable. De hecho, ambos duelos de quarterbacks que vimos ayer fue una exhibición y un deleite para el ojo del aficionado al deporte de las tackleadas. De Tom Brady hay que decir que sigue siendo un arma mortal en contra de cualquier defensiva; Tom jugó un partido muy importante en cuanto al manejo del reloj, usó a todos sus receptores y se mantuvo en la bolsa de protección.

Tampa Dallas 1

Chris Godwin tuvo anotación, Rob Gronkowski también entró a las diagonales (en dos ocasiones), e incluso Antonio Brown conectó con Brady para 6 puntos. La primera serie para los Buccaneers no fue de lo mejor, pues la defensa de Dallas logró sacar a Brady y compañía del emparrillado en 3 jugadas. Sin embargo, la defensiva de Tampa se fajó y también paró a Dak Prescott, que parecía que lograba dañar primero a los campeones.

Brady armó una serie muy consistente con Goodwin, Jones, Brown y Evans. Utilizando a todas sus armas, el egresado de Michigan logró conectar en las diagonales con Chris Godwin, y mandó un mensaje claro para los que decían que el #14 no sería un arma importante para Brady. Si tiene a Mike Evans en su NFL Fantasy, empiecen a ver como cambiarlo porque parece que Godwin y Brown tendrán mucho protagonismo atrapando balones del #12.

Tampa Dallas 3

Si hubiéramos pensado que después de su retiro, Rob Grownkowski volvería a ser el ala cerrada tan peligroso que demostró ser la temporada pasada, y que parece que será de nuevo esta temporada, solo podía ser si jugaría al lado de Tom Brady. De igual manera, parece que el siete veces campeón se quiere encargar de revivir muertos talentos, como también lo ha hecho con Antonio Brown, quien, a pesar de tener muchos problemas en su vida personal, con los medios, y fuera de la cancha, sigue siendo un talento impresionante.

Dallas estuvo muy bien de igual manera. El cuerpo de receptores de los Cowboys demostró ser uno de los mejores de la liga, tal vez solo debajo del de Tampa Bay. Tanto CeeDee Lamb, como Amari Cooper tuvieron un partido increíble; claro que, sin dejar atrás a Michael Gallup, quien tuvo recepciones interesantes e importantes, sobre todo en una serie que terminó en la priera anotación de los vaqueros, cortesía de Dak Prescott hacia CeeDee Lamb.

Tampa Dallas 2

El partido que planteó el coordinador ofensivo de los Cowboys, Moore, fue perfecto. Sabía que el front seven de los Buccaneers es, probablemente, el mejor que hay en la liga, y se encargó de lanzar el balón durante todo el encuentro, atacando a los corners y safeties, la debilidad más grande que tiene el equipo de la Florida. En dos ocasiones, el equipo de Dallas estuvo arriba en el marcador, y las dos fueron terminando ambas mitades. En la primera mitad, Dallas estuvo arriba faltando 3 minutos, pero Tom Brady conectó con Antonio Brown en un pase de más de 40 yardas para darle la vuelta al marcador, mientras que, en la segunda mitad, estuvieron abajo por un punto, pero Brady armó una serie para colocar el balón en zona de gol de campo y darle la vuelta, de nueva cuenta, al partido.

Uno de los factores que más le costó a Dallas fue el pateador Greg Zurlein, quien le costó, al menos, cuatro puntos seguros al Team of America. Si Zurlein hubiera conectado el gol de campo de menos de 35 yardas, tal vez obligaba a Bruce Arians a buscar el touchdown en el último drive. El arbitraje también jugó un papel vital, pues hubo una interferencia de Chris Godwin sobre Trevon Diggs que no fue marcada.

Tampa Bay se convirtió en el primer equipo de la historia en la NFL que tuvo -3 en turnovers (4 sobre 1 de Dallas) permitió más de 450 yardas totales y también fueron castigados con más de 100 yardas en total, y ganó el encuentro a pesar de todo eso. Regresó la NFL y lo hizo con un partidazo, digno de kickoff, y también ilusionó a los aficionados de Dallas, que seguro extrañaban a Dak Prescott y están felices con lo que vieron en el estadio de los campeones, poniendo a sudar a la afición y obligando a Brady a dar más del cien por ciento.