La mejor liga de futbol americano no nos deja de sorprender, domingo a domingo, y es que este fin de semana aprendimos muchísimas cosas sobre algunos equipos y también se destaparon algunas que ya se sabían, pero que solamente hacía falta confirmar, como lo fue Denver perdiendo su invicto.

Podemos comenzar con ese tema, y es que Lamar Jackson y la defensiva de los Ravens le dieron a Denver lo que merecía. Demostraron que su invicto era de papel y los derrotaron en su estadio de una manera muy cómoda.

Week 4 mahomes

De igual manera, aprendimos que Kansas City y Patrick Mahomes, cuando están encendidos, son imparables. La defensiva tiene muchísimo que mejorar, pero si Mahomes y Hill no fallan, no es necesario ni que Travis Kelce intervenga para salvar al equipo.

Por otro lado, Kyler Murray se alejó en la puja por el MVP y hoy es el claro favorito. La ofensiva de los Cardinals encontró la receta para vencer a la defensiva de los Rams, y es que con un quarterback así de móvil, tus variables son infinitas, y esto será algo que Sean McVay tendrá que trabajar. La defensa de Los Angeles sigue siendo una de élite, pero simplemente le encontraron su punto débil y será el que cacen de ahora en adelante. La presión de los Cardinals hacia el quarterback se vio muy bien, así como la secundaria.

Week 4 rodgers

Pittsburgh y Ben Roethlisberger no tienen a donde ir. Si la defensa de Pittsburgh no permite menos de 17 puntos será imposible que este equipo gane. Aunque la defensiva se sigue portando bien, esa ofensiva no camina para nada. Por el otro lado, Aaron Rodgers sigue demostrando ser un mariscal de élite y ya nos muestra que no siempre es necesario recurrir a Davante Adams para ganar los encuentros.

Washington, aunque ganó, nos enseña que su defensiva ya no es la misma de antes. De igual manera, Atlanta pudo mostrar la versatilidad que tiene con Cordarrelle Patterson como receptor abierto y corredor. Sin embargo, el MVP del juego fue Taylor Heinicke, quien se cargó al equipo al hombro para llevarlo a su segunda victoria.

Week 4 prescott

Importante también lo que hizo Dallas. Dak Prescott tuvo un gran partido con 4 pases de anotación, y aunque su producción en yardas no fue tan buena (188 yardas), nos está demostrando que él no pelea por el MVP. Lo que Dak quiere es ganar con Dallas y está poniendo por encima eso sobre cualquier éxito individual. Con gran ayuda de la línea ofensiva y sus corredores, Prescott emociona a sus aficionados.

Los dos equipos de New York consiguieron su primera victoria, y es que los Titans, que cayeron ante los Jets, demuestran que todo lo que ha sucedido en sus encuentros son accidentes, mientras que los Saints, que cayeron ante los Giants, oficialmente son el equipo más inconsistente de la liga. Buffalo demostró ser dominante y se pone como claro favorito de la AFC, junto a Cleveland, que también dominó a Minnesota en un partidazo de defensivas.

Week 4 portada

Por último, tenemos que mencionar el partido más importante de la semana. Tom Brady se metió a Foxboro y ganó, rompió récord de yardas, y se convirtió en uno de los mariscales que ha vencido a todos los equipos de la NFL. La lluvia y el clima fueron un factor muy importante para ver un partido muy diferente al que se esperaba, pero también hay que reconocer el planteamiento de juego de Bill Belichick, que conoce muy bien a Brady. Sin embargo, la estrella que tiene Tom se hizo presente para que lo Buccaneers consigan su tercera victoria del año.

También te puede interesar