Para concluir la semana 4 de la NFL tuvimos un encuentro divisional muy interesante entre los Los Angeles Chargers y los Las Vegas Raiders, quienes se encontraron en SoFi Stadium para luchar por el liderato de la AFC West, en un enfrentamiento que definiría a la punta de esta división a su conclusión.

Aunque empatarían récord 3-1 si los Los Angeles Chargers ganaban el encuentro, el primer criterio de desempate es enfrentamientos directos entre ellos, y ahí el equipo de California tendría la ventaja sobre el de Nevada. Por esta razón, con la victoria en Monday Night Football de 28-14, el equipo que comanda Justin Herbert se coloca como líder divisional sobre los Raiders, los Denver Broncos, y los Kansas City Chiefs, quienes están en el último lugar de la tabla.

Chargers w 2

Desde el inicio del juego, los Chargers demostraron que venían con todo, que iban a ser agresivos, y que no iban a temblar ante el invicto de los Raiders. En la primera ofensiva del encuentro, Justin Herbert lideró a la ofensiva a la zona de anotación para terminar todo en un touchdown. El quarterback de segundo año realizó una serie perfecta de 75 yardas, balanceando muy bien el juego terrestre y el aéreo, finalizándola con un pase a las diagonales que Donald Parham Jr. recibiría.

Cuando parecería que sería un juego de altas, la cosa se desmoronó, y es que los Raiders tuvieron 7 ofensivas en la primera mitad, de las cuales cinco terminaron en despeje y uno en turnover en downs, mientras que la última fue la serie con la que acabó la mitad. Las series de los Raiders no eran mayores a 2 minutos, pues la defensa de los Chargers presionó muy bien a Derek Carr. Joey Bosa y Derwin James Jr. tuvieron un gran partido, mientras que el novato de Las Vegas, Alex Leatherwood, tuvo dos castigos de falso arranque le costaron caro a su equipo. El liniero de primer año de Alabama sigue necesitando mucho proceso de adaptación.

Chargers w 3

Sin embargo, cuando quedaban 8 minutos en el reloj de la primera mitad, Justin Herbert armó una ofensiva de 80 yardas y volvió a arrastrar el balón a la zona de anotación. Cuando Austin Ekeler estaba dentro del campo, era muy fácil para el equipo de Los Angeles mover el balón. Después de esto volvieron a detener a los Raiders, quienes no encontraban como mover las cadenas, y Herbert volvió a llevar el balón a las diagonales, esta vez con un pase perfecto, en jugada de RPO, para el mismo Ekeler.

La primera mitad la dominó Los Angeles, pero el tercer cuarto fue para Las Vegas, quienes, con dos anotaciones, una de Hunter Renfrow y otra de Darren Waller, lograron acercarse a una sola anotación. Sin embargo, el cuarto cuarto fue muy parecido al segundo, con muchos despejes y ofensivas que ya no se veían operantes. Sin embargo, ya con la defensa de los Raiders cansada, el ataque terrestre de los Chargers se encargó de sepultar el encuentro con el segundo touchdown de Austin Ekeler.

Chargers w 1

De esta manera, los Chargers se ponen lideres divisionales y son uno de los equipos más equilibrados y completos de la liga. El equipo de Los Angeles tiene un quarterback en el cual confiar, así como una línea ofensiva que lo puede cuidar. Los Chargers recibirán a Cleveland en el siguiente encuentro, lo cual será un reto muy difícil, porque se estarán enfrentando a un equipo igual que ellos, en un partido que se definirá en las trincheras, debido a la calidad de las líneas de los equipos.

También te puede interesar