Anuncio
Banner_Vertical_TDJ_Radio_IMER_Yucatán

La (millonaria) reconstrucción del equipo londinense tiene una responsable: Marina Granovskaia, la mujer más poderosa del futbol mundial.

La participación de la mujer gana cada vez mayor terreno en la toma de decisiones trascendentales en el mundo del deporte, y en el futbol, la dama que lleva la batuta en los “partidos” de las oficinas es Marina Granovskaia, la directora general del Chelsea, quien ha sido la máxima responsable de las sonadas contrataciones de Timo Werner, Hakim Ziyech, Kai Havertz, Thiago Silva, Ben Chilwell y Malang Sarr, con las que el club londinense ha acaparado el mercado de fichajes este verano.

¿Pero quién es ella? ¿De dónde salió? ¿Cuál fue su proceso para llegar al puesto que hoy ejerce? De nacionalidad ruso-canadiense, Granovskaia es nada más y nada menos que la mano derecha del propietario del Chelsea, el multimillonario Roman Abramovich.

Ella comenzó a trabajar con Abramovich en la empresa petrolera Sibneft, cuando ella tenía apenas 22 años. Cuando el magnate se hizo con el club londinense en 2003, le ofreció el puesto de asesora en Londres y desde ese momento comenzó a ascender, hasta que en 2014 se convirtió en la directora general del equipo.

batch marina

De acuerdo con el diario inglés The Sun, Marina fue factor importante para que Didier Drogba se quedara en el equipo en 2009 y para que José Mourinho aceptara en 2013 dirigir por segunda ocasión a los Blues, tras su polémica salida seis años antes. Del mismo modo, ella se encargó de cerrar el contrato multimillonario de patrocinio del club con Nike.

Sus logros la hicieron figurar en la revista Forbes como la quinta mujer más poderosa del deporte en el 2018, y en 2019, negoció con el Real Madrid la transferencia de Eden Hazard, dándose el lujo de rechazar la primera oferta del jugador belga para luego lograr su venta por 130 millones de euros.

batch chelsea nevo

Sólo en la ventana de transferencias veraniegas, el club bajo la gestión de Marina ya desembolsó 2233 millones de euros en fichajes: 40 millones por Hakim Ziyech, proveniente del Ajax; 53 por Timo Werner, del RB Leipzig; 50 por Ben Chilwell, del Leicester City, y 80 por Kai Havertz, quien llegó del Bayer Leverkusen. Mientras tanto, Thiago Silva (PSG) y Malang Sarr (Niza) llegaron como
jugadores libres.

No obstante, Marina Granovskaia todavía tiene un as bajo la manga y se espera que fiche en los próximos días al arquero del Rennes de Francia, Edouard Mendy, para reemplazar a Kepa en la portería del Chelsea. Además, contrató la semana pasada a la danesa Pernille Harder para la escuadra femenil azul por 300,000 euros, en lo que ha sido la transferencia más cara en la historia
del fútbol femenil. ¿Alguna duda de por qué le apodan “La reina de las transferencias”?.