Anuncio
Banner_Vertical_TDJ_Radio_IMER_Yucatán

El 8 de septiembre de 2020 fue una fecha dura para la selección nacional de fútbol de San Marino.

Este microestado montañoso esta rodeado por la zona central del norte de Italia y tiene apenas poco más de 33 mil habitantes. Sin embargo, cuenta con su propia selección nacional, la cual alcanzó los 101 partidos sin ganar. Mucho se comenta acerca de los récords más escandalosos dentro del mundo del balompié, pero ahora toca dar un repaso a las marcas más absurdas que se han presentado.

Más partidos consecutivos sin ganar a nivel selección

sna marino

Comenzamos con el, ya mencionado, combinado nacional de San Marino. Durante la jornada 2 de la UEFA Nations League, San Marino perdió 2-0 ante la selección de Liechtenstein, y con esta derrota acumuló 101 encuentros al hilo sin ganar. San Marino solamente ha ganado un partido en toda su historia. El 28 de marzo de 2004, los sanmarinenses vencieron a la misma escuadra de Liechtenstein 1-0 en un encuentro amistoso. Esta victoria fue celebrada como el logro deportivo más importante de la historia del país. El 6 de septiembre de 2006, durante la eliminatoria para la Eurocopa 2008, Alemania le proporcionó la mayor goleada de la historia, pues le ganó el encuentro por marcador de 0-13.

Mayor goleada de una selección

austrlia

El 11 de abril de 2001, Australia recibió a la Samoa Americana en el Estadio Internacional Coffs Harbour. Los ‘ozzies’ venían de romper el Récord Guinness de la mayor goleada en un partido de selecciones nacionales, pues le pegaron 22-0 al conjunto de Tonga. La Samoa Americana aguantó 10 minutos sin recibir ningún gol, pero una vez que Con Boutsianis anotó el primer tanto, los demás cayeron como si fuera fiesta. El encuentro terminó con una victoria de Australia por 31 goles a 0. Archie Thompson marcó 13 goles y rompió el récord de más tantos convertidos por un jugador en un partido internacional.

Tras este resultado, la Federación Australiana solicitó unirse a la Asian Conference of Football para incrementar su nivel. Basil Scarsella, presidente de la Oceanic Conference of Football se opuso y defendió el derecho de países como Tonga y Samoa Americana de enfrentar a selecciones profesionalizadas como Australia y Nueva Zelanda. Sin embargo, la FIFA aprobó la solicitud y, a partir de la clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010, Australia compite en Asia.

El autogol más veloz del mundo

matias martinez

En este apartado tenemos un empate, pues ambos jugadores cometieron este error a los 8 segundos de haber comenzado el encuentro. El primero fue en 1977 durante un encuentro de la Cuarta División de Inglaterra. El responsable fue Pat Kruse, que en ese entonces jugaba con el Torquay United (no existe imagen del evento). El segundo jugador en realizar esto fue Matías Martínez, zaguero del club argentino Racing Club de Avellaneda. Este futbolista puso en desventaja a su equipo 8 segundos después del silbatazo del árbitro. El encuentro concluyó en una derrota de 0-3 ante el Unión de Santa Fe.

El jugador más viejo en jugar un partido

chava reyes

Este récord no es ridículo ni mucho menos, pero es bizarro. En el Clausura 2008 del fútbol mexicano las Chivas recibieron a los Pumas. Salvador Reyes fue alineado en el 11 inicial del Club Deportivo Guadalajara, y jugó 50 segundos, siendo sustituido por Omar Bravo. En ese momento, Salvador se convirtió en el jugador de más edad en jugar un partido oficial, a los 71 años de edad. Reyes es una leyenda del club jalisciense pues anotó 122 goles para Chivas y fue parte de aquellos ‘Campeonísimos’ que, entre 1957 y 1967 conquistaron 5 títulos del fútbol mexicano.

El futbolista más pesado de la historia

foulke

William “Fatty” Foulke fue un futbolista británico que nació en 1874. Fue destacado por su gran altura de 2.01 metros, pero más por ser el jugador profesional de más peso jamás registrado con 150 kg. Entre 1894 y 1906 fue guardameta de Sheffield United. En la temporada de 1906 jugó para el Chelsea, en ese entonces de segunda división, quien se hizo de sus servicios por 50 euros. Culminó su carrera jugando los últimos dos años en el Bradford City. En 1916 falleció a causa de cirrosis. En un partido de 1897, se colgó del travesaño, el cual rompió y causó la suspensión del partido.