Recientemente, en el mundo del fútbol, se ha hablado de un caso muy especial. Es en la Serie A donde la polémica ha surgido, pues la Lazio, un equipo el cual su hinchada está relacionada con la extrema derecha, ha firmado a Romano Floriani, bisnieto de Benito Mussolini.

El joven italiano tiene un sueño: ser futbolista profesional. No está metido para nada en la política y no le interesa estarlo en ningún momento de su vida, solamente quiere dedicarse a jugar futbol y en algún momento representar a la selección italiana en una Copa del Mundo.

Romano Floriani foto

Su madre es Alessandra Mussolini, política de derecha y una habitual de programas de televisión abierta como ‘Mira quien baila’ en su versión italiana. Su padre es Mauro Floriani, y aunque su apellido sea el principal en su nombre completo, no se avergüenza de ser Floriani Mussolini, a toda honra.

Romano ha sido un jugador muy versátil. Actualmente está convocado con el equipo Primavera. Desde los 13 años de edad es parte de la Lazio, pues con su 1.86 m no solo se desenvuelve bien como lateral derecho, sino que también como central ha resuelto varios problemas del equipo capitalino. Sin embargo, sus inicios como futbolista fueron con la Roma, el rival de la casa de enfrente.

Romano Floriani Anna Frank

En varias ocasiones, cuando Romano era parte del equipo gialorossi, recibió varios gritos racistas y fascistas de los ultras lazieres. En algunas ocasiones, colocaron letreros que decían “Equipo de negros, hinchada de judíos” e incluso una vez hicieron un montaje de Ana Frank con la playera de ‘la Loba’.

El bisnieto del ‘Duce’ dice que no quiere tener nada que ver con temas relacionados a la política y que solamente le interesa el futbol. “En la Lazio me juzgan solamente por mi forma de jugar, no por mi apellido. Espero hacer pronto mi debut en el Primavera” dijo el futbolista italiano.

Su madre lo ha defendido, como figura pública que ambos ya son: “Prefiero quedarme al margen. Mi hijo no quiere ningún tipo de injerencia en su vida y en sus cosas” dijo Alessandra a los medios tras preguntas acerca del futuro de su hijo.

El origen de la relación entre la afición de la Lazio y el fascismo

Romano Floriani hinchada

Cuando el equipo romano se fundó en 1900, nueve aficionados decidieron colocar los colores blanco y celeste en honor al pasado imperial de la Antigua Roma, al igual que el águila en la parte de arriba del escudo. 100 años después, un grupo de aficionados sacó una pancarta que decía “Honor al Tigre Arkan” jefe de los militares serbios que fueron responsables de muchas muertes en los Balcanes. De igual manera, en 2018, el equipo capitalino fue castigado por ser responsable de las calcomanías antisemitas en el Estadio Olímpico de Roma donde se veía a Ana Frank, víctima del holocausto, vistiendo una playera de la Roma.

Héroes y Villanos

Varios fichajes del club han sido atacados o idolatrados por la hinchada de los Ultras Lazio. El neerlandés Aaron Winter fue recibido con gritos de “negro judío” por sus orígenes. Cuando Juan Sebastián Verón llegó, se le aconsejó taparse el tatuaje que tenía del ‘Che’ Guevara. De igual manera el israelí Eyal Golasa se tuvo que ir a media temporada tras presión recibida por su familia y país.

Romano Floriani Paolo

También tenemos el otro lado de la moneda, con Paolo Di Canio, quien fue ídolo del club, pues tenía un tatuaje con la palabra ‘Dux’ (así se hacía llamar Benito Mussolini) y acostumbraba celebrar con un saludo fascista. Igual está Mauro Zárate también usaba este saludo y continúa de repente haciendo la seña.