Muchas veces hemos escuchado que el futbol es capaz de lo que sea y que es “más que un simple deporte”.

Gio Reyna es un joven estadounidense, hijo del mítico Claudio Reyna, que idolatra a muchos jugadores como Neymar, Kylian Mbappé, pero al ser seguidor del Manchester City (toda su familia es, pues Claudio jugó ahí), también siguió mucho a Raheem Sterling y Kevin de Bruyne.

Sin embargo, hay un jugador con el que Reyna quisiera platicar y está eternamente agradecido, y es Sergio Agüero, el máximo goleador en la historia de los Sky Blue. La razón: su gol en 2012 logró que Gio Reyna pudiera ver a su hermano, Jack, emocionarse una vez más antes de fallecer, debido a un cáncer cerebral.

Todos conocemos el evento “Agüeroooooo”, cuando el delantero argentino, con asistencia de Mario Balotelli, marcó de último minuto en la jornada final de la Premier League, para darle la victoria al Manchester City ante el Queens Park Rangers y así ganar el título liguero.

Gio Reyna City

Escribió una carta, en The Players Tribune, muy conmovedora, acerca de la historia, de la cual les compartiremos un fragmento:

“Un día en mayo de 2012, cuando Jack tenía 13 años, nos reunimos en la sala para ver el día final de la Premier League. Creo que hasta mis abuelos estuvieron allí. Todos somos grandes aficionados del City, porque papá jugó ahí, y ese día en particular el City podía ganar su primera Liga en 44 años si vencía al Queens Park Rangers en casa. Si el City no ganaba, teníamos que esperar que el Manchester United no ganara.

Estábamos muy positivos pensando que el City iba a vencer al Queens Park Rangers, uno de los equipos más modestos de la Premier League. Cuando el City convirtió en la primera mitad, el triunfo, y el título, parecían una formalidad. Pero el Queens Park Rangers le dio la vuelta al marcador en el segundo tiempo. Como el United estaba ganando, el City necesitaba dos goles.

En nuestra sala nadie estaba sonriendo más. Me sentí mal por Jack. En ese tiempo estaba tan enfermo que no podía caminar o hablar, y tampoco iba a ver al City ganar la Liga.

Gio Reyna portada

A los dos minutos del tiempo de descuento, Dzeko empató. Eso nos dio algo de esperanza, aunque el partido estaba casi finalizado. Dos minutos después, Agüero marcó el gol del triunfo. Ustedes han visto el gol. Han escuchado la narración: “¡Agüeroooo!”.

Nos volvimos locos en la sala. Estábamos saltando, gritando, celebrando y abrazándonos. El primer título de Liga en 44 años y ganando de la manera más increíble. Nos veíamos uno al otro con incredulidad.

De repente, escuchamos a alguien jadeando. Era Jack. Estaba rodando por el suelo, algo que pasó de la nada porque apenas le quedaba energía en el cuerpo. Nos preocupamos mucho. Durante algunos segundos pareció que no podía respirar. Lentamente, Jack sonrió y comenzó a reír. Nos dimos cuenta que estaba celebrando el gol. Estaba tan feliz como nosotros.”

Un poco más de nueve semanas después, el 19 de julio de 2012, Jack falleció.