Cuando pensamos en el balompié chileno, el primer equipo que se nos viene a la cabeza es el Colo-Colo. Es verdad que también está la Universidad de Chile o la Universidad Católica, pero lejos el Colo-Colo es la institución más importante.  Jugadores como Humberto Suazo, Alexis Sánchez y Arturo Vidal han pasado por las filas de los Abos.

El equipo de ‘Los Albos’ fue fundado en 1925, y desde esa época el conjunto chileno ha sumado 32 títulos de la Primera División Chilena, 12 Copas, 2 Supercopas, una Copa Libertadores, una Recopa y una Copa Interamericana. Uno de los datos que ayudan a respaldar al Colo-Colo como el gigante de Chile es que es el único equipo de este país que ha logrado ganar la Copa Libertadores, haciéndolo en 1991 y venciendo al Olimpia de Paraguay por marcador global de 3-0 bajo el mando de Mirko Jozic.

A pesar de ser un equipo muy laureado, el formato de descenso te da la oportunidad de vivir una pesadilla, seas quien seas, te llames como te llames y tengas los campeonatos que tengas.

El pasado 17 de febrero, el equipo más histórico de Chile, bajo el mando de Gustavo Quinteros, quien dirigió a Xolos de Tijuana en 2020, venció en el repechaje para el descenso a la Universidad Concepción con un gol solitario de Pablo Solari, y de esta manera El Cacique se mantiene en Primera División. Este jugador está cedido en Colo-Colo (su carta pertenece al Talleres de Córdoba argentino) y marcó su primer gol profesional, y probablemente el más importante en la historia de Colo-Colo, colándose en el área tras quitarse a tres rivales y con un derechazo enviar el balón al fondo de la red.

En este encuentro vimos varios jugadores conocidos en la Liga MX, sobretodo en el conjunto de Santiago de Chile: Esteban Paredes, quien fuera campeón de goleo con Atlante, Matías Fernández, que jugó para Necaxa, Juan Insaurralde, que fue parte del extinto Jaguares de Chiapas y Miguel Pinto, quien militó en el Atlas.

Con esta salvación, Colo-Colo se queda en el selecto grupo de “equipos grandes” que nunca han descendido:

Por ejemplo, en España son el Real Madrid, el Barcelona y el Athletic Club los que se mantienen en la máxima categoría desde su fundación. En Italia el Inter tiene ese mérito, pues la Juventus, a pesar de no descender futbolísticamente, fue destituido en 2006 por el famoso Calciopoli. En Alemania, el gigante bávaro, Bayern Munich, se mantiene en primera desde su nacimiento.

Colo Colo Inglaterra

En Inglaterra todos han descendido en al menos una ocasión, pero desde que la Premier League fue creada como tal, Arsenal, Liverpool Chelsea, Everton y Tottenham se mantienen.

En México destacan América, Santos, Toluca, Cruz Azul, Guadalajara y Pumas como los equipos que nunca han tenido que luchar por el ascenso.

Ahora, en Sudamérica si son nombres muy pesados, donde obviamente Colo-Colo ya se hizo un lugar. De Chile, Los Albos son los únicos. En Perú hablamos del Universitario como en Venezuela de Caracas. Paraguay tiene 3: Olimpia, Cerro Porteño y Guaraní, al igual que Colombia, Millonarios, Independiente de Santa Fe y Atlético Nacional. En Uruguay nada más son el Nacional y el Peñarol, mientras que en Brasil están Santos, Flamengo, Sao Paulo e Internacional de Porto Alegre.

Colo Colo River

Argentina solamente cuenta con Boca Juniors como el único equipo que no ha descendido y es que River Plate lo hizo en 2011, siendo tema internacional. Ese mismo año, el Mónaco de Francia también descendió y dejó a Paris Saint Germain como el único equipo francés sin tocar fondo (a pesar de su juventud, fundado en 1970).

El ”grande” descendido más reciente en Sudamérica, es el Cruzeiro de Brasil, que en 2019 cayó a la segunda división del Campeonato Brasileño.