Los ingleses por fin acabaron con el hueso que más trabajo les ha costado roer en su historia futbolística, Alemania.

Además, en uno de los escenarios más importantes a nivel de selecciones (la Eurocopa), Gareth Southgate , técnico inglés, obtuvo una paciente revancha ante un evento que probablemente le comía el sueño desde el verano de 1996.

Hace ya más de 5 décadas, en Wembley, pareció caer una maldición germana sobre ´los tres leones´. La final de la Copa del Mundo de aquel año llegó hasta los tiempos extra entre Inglaterra y la Alemania Occidental para que Geoff Hurst culminara su Hat-trick y le otorgara los 6.142 kilogramos (5 de oro) del trofeo internacional a los británicos.

Ese 4-2 en Londres fue la última victoria en fases de eliminación del ´equipo de la rosa´ sobre los bávaros. Desde entonces, la selección alemana se vistió de kryptonita inglesa para echar por la puerta trasera a diferentes generaciones de la gran isla. (En los mundiales México ´70, España ´82, Italia ´90 y Sudáfrica 2010; al igual que en las Eurocopas del ´72 y ´96).

16249940196404

55 años después, rompieron la sequía. De la mano de un inspirado Sterling y un resurgido Harry Kane, la joven generación al mando de Gareth pateó a la Alemania de Joachim Löw (quien deja el mando como seleccionador alemán después de 15 años; décimo entrenador en la historia de Alemania).

Por su parte, Southgate consiguió una esperada redención personal. Una que muchos ingleses recordarán. Un empate 1-1 entre bávaros y británicos mandó a una de las semifinales de la Eurocopa de 1996 a la tanda de penales. De todos los cobradores, solo uno falló en la tarea, Gareth Southgate.

El torneo invicto de ´los tres leones´ terminó con una triste velada. Al presente, la realidad le sonríe al entrenador inglés, siendo él quien comandó el pase a cuartos de final ante el eterno dolor de cabeza.

E5IUoijWQAAArjn

Ahora el famoso ´It´s coming home´ (volverá a casa) se siente más real que nunca. Aún falta que superen pruebas de fuego, como una iluminada Ucrania o posibles enfrentamientos contra Bélgica, Italia y España (entre otras sorpresas).

Mucho dependerá el acomodo de una inexperimentada generación, la cual se ha ido moldeando durante el torneo. Sin embargo, su talento ofensivo y su poderío defensivo siguen siendo de lo mejor del torneo (única selección sin recibir gol en la Eurocpa 2021 hasta el momento).

Sea cual sea el resultado final de la selección de Inglaterra en este torneo internacional, acabar con sus fantasmas no parece ser un mal sabor de boca.

Por: Felipe Romo | @feliperomoc