Hacía más de 7 décadas que en la ciudad de Guadalajara no se veía a otro campeón que no fuera Chivas. Hoy podemos decir que la sequía más larga de títulos del fútbol mexicano ha terminado. Atlas es campeón.

Fue una larga noche para ‘Los Rojinegros’, tenían que darle la vuelta al marcador frente a un equipo insistente como el León. Las acciones empezaron fuertes, los de casa estaban mandando golpe tras golpe, pero un milagroso Rodolfo Cota logró interponerse ante todas las acciones.

Una de las más claras del partido se dio gracias a Quiñones, quién aprovechó su gran pico de velocidad para dejar atrás a su marca, entrar en el mano a mano frente al portero, pero terminó estrellando el esférico en el poste.

Durante gran parte del primer lapso, únicamente parecía haber un equipo en contra del arquero. Fue gracias a la increíble actuación de Cota que se llegó al medio tiempo con un cero en el marcador.

Nada más comenzar el segundo lapso, las cosas parecían serían iguales. ‘La Academia’ tenía llegada tras llegada pero no lograban completar el tanto. Fue ahí cuando en un mal rechace de un tiro de esquina, Márquez la encontró para centrársela de vuelta a Aldo Rocha que no perdonó y marcó el primero, el que empataba el global y mantenía la esperanza.

 AldoRocha

Este tanto no únicamente ilusionó a la afición del Jalisco, sino que también despertó a una ‘Fiera’ que no quería dejar escapar su noveno título. El partido se tornó más parejo para ambos bandos, sin embargo, parecía que todo terminaba para el Atlas luego de que Quiñones tuviera que salir del partido por lesión.

Aún así, los de Diego Cocca no bajaron las manos. Zaldivar tendría el que pudo haber sido el tanto del campeonato. Solo frente a la portería, la cabeceó mal y terminó dejándosela fácil al cancerbero esmeralda.

Sin duda, parte de lo que entregó el título a ‘Los Zorros’ fue la incesante atmosfera que se vivió en el Jalisco. La barra rojinegra estuvo todo el partido apoyando a su equipo.

Por más calambres y dolores, el escuchar a su afición los mantenía llenos de energía para continuar el encuentro. Gracias a esto, lograron permanecer vivos en el tiempo extra y firmar los penales.

El mal augurio seguía muy de cerca a los locales. Perdieron los dos tiros de moneda, así que no estarían ni frente a su barra, ni comenzarían a tirar. No obstante, ni eso fue suficiente para evitar lo que llegaría.

Las cosas empezarían bastante emparejadas para ambos equipos. Camilo Vargas se vistió de héroe deteniendo dos penales. Mientras que Rocha no tuvo la misma suerte y erró el suyo.

Pero apareció Julio Furch, el hombre que más alegría ha traído al equipo y marcó el tanto que los convertía en campeones. 70 años después, finalmente el Jalisco y su gente pueden vivir lo que es ser campeón.

Furch

También te puede interesar