Anuncio
Banner_Vertical_TDJ_Radio_IMER_Yucatán

Desde que finalizó la temporada 2019-2020 se comentaba acerca del deseo de Dak Prescott por un contrato multimillonario para seguir brindándole sus servicios el equipo de la Estrella Solitaria.

Sin embargo, el tiempo pasó, los rumores aparecían, pero no se confirmaba nada acerca de un acuerdo entre ambas partes. El pasado 15 de julio a las 4:00 p.m. hora de la costa este de los Estados Unidos finalizó el periodo de renovaciones y acuerdos, por lo cual Prescott y los Cowboys no cerraron ningún trato.

El equipo optó por colocar la etiqueta de jugador franquicia al quarterback; esto es una designación laboral que restringe la movilidad de un jugador a cambio de un salario alto por una temporada. El mariscal de 26 años no deberá preocuparse por el dinero esta temporada, ya que recibirá 31.4 millones de dólares por parte de los Cowboys. Hay que aclarar que esto no significa que sea la última temporada de Dak en Dallas, aunque si no llegan a un acuerdo contractual para el próximo año, etiquetarlo le costaría al equipo 37.7 millones de dólares, y Jerry Jones deberá pensar muy bien si tomaría esta decisión en caso de darse el caso.

Muchos comparan la situación económica de Prescott con la del nuevo multimillonario Pat Mahomes, pues si Dak llega a jugar las siguientes tres temporadas bajo la etiqueta de jugador franquicia estaría cobrando 123 millones de dólares, casi el doble de los 71.6 con los que será remunerado el MVP del SuperBowl 54.

Los Dallas Cowboys buscaron llegar a un acuerdo multianual con Prescott. La última oferta reportada fue de entre 33 y 35 millones de dólares por temporada, en la cual el egresado de Mississippi State tendría 100 millones garantizados por los siguientes 5 años. Dak se negó debido a que el quería un contrato que durara máximo 4 temporadas.

La actitud de Prescott al querer que el equipo se adapte a el se puede tomar de un cierto modo egoísta. Sí, la posición de quarterback es muy complicada de jugar, de alguna manera Dak ha cumplido. Desde la lesión de Tony Romo tuvo que salir a sacar las papas del fuego, y lo ha hecho; Prescott no se ha perdido un solo partido desde que comenzó a ser titular.

batch prescott nota2

En su temporada de novato ilusionó y se robó el corazón de la afición texana, ganando 13 partidos y perdiendo solamente 3 en la temporada regular, en una campaña donde Dallas fue sembrado #1. Dak lanzó para 3,667 yardas y 23 anotaciones, tuvo un QB Rating de 104.9 y fue nombrado Novato Del Año, pero se doblegó ante el mayor desafío que puede tener un mariscal de campo: los Playoffs. A pesar de la gran actuación de Prescott, en la cual lanzó para 302 yardas, 3 anotaciones una intercepción, los Cowboys cayeron ante Green Bay liderados por Aaron Rodgers en el AT&T Stadium.

Para su segunda temporada se esperaba algo aún mayor para él, pero el récord de 9-7 y la que fuera su peor campaña individualmente, con 13 intercepciones, 3,324 yardas y 22 anotaciones, impedirían que él y sus Dallas Cowboys lleguen a los Playoffs.

Con todo y su mediana actuación de esa campaña, terminó con récord ganador y ya iba siendo considerado el mariscal de campo del futuro para Dallas.

El 2018 sería el año especial para Dak y su vínculo con sus aficionados. Un récord de 10-6, 3,885 yardas y un rating de 96.9 durante todo el año serían suficientes para que el nacido en Louisiana llevara a los Cowboys de nuevo a los Playoffs, donde ganaría su primer partido en esta etapa jugando de local ante los Seattle Seahawks. Pasó para 226 yardas, una anotación y una intercepción acompañado de 29 yardas por tierra y una crucial anotación al final de último cuarto.

En la ronda divisional contra los LA Rams pasó para 266 yardas y una anotación. También corrió para tres yardas y un touchdown cuando los Cowboys cayeron 30-22. Prescott obtuvo su segunda selección de Pro Bowl (la primera fue en 2016) como suplente, reemplazando a Drew Brees, donde lanzó un pase de touchdown a Austin Hooper para los únicos puntos del juego del lado de la NFC ya que el equipo perdió contra el lado de la AFC 7-26.

La temporada 2019 fue la primera sin récord ganador para Prescott, aunque fue su participación individual más sobresaliente, ya que fue el mejor de todos los mariscales de la liga en yardas por aire lanzando para 4,902, completando 30 pases que terminaron dentro de las diagonales. Con todo y esta gran actuación el equipo no llegó a Playoffs y otra vez, los aficionados exigen resultados colectivos.

Individualmente Prescott ha tenido un inicio de carrera monumental, envidiado por muchos. Sin embargo, el peso que tiene sobre su espalda, es el de la franquicia más popular en todo Estados Unidos, respaldada por 5 trofeos Vince Lombardi, 8 campeonatos de la NFC y 19 títulos de la NFC este.

Para poder hacer que Dallas se adapte a sus necesidades, Prescott debe dar resultados hacia afuera, no hacia adentro; es decir, Dak debe darle victorias en temporada regular y Playoffs a los Cowboys. Sí, sus actuaciones individuales hablan mucho de su talento, y no cabe duda que es un líder y que sus compañeros los respetan. La directiva de Dallas confía en él, por algo no lo han cortado, pero el no renovarle su contrato ajustado a como el lo quiere, es una muestra de que todavía necesitan que Prescott les demuestre por que merece que el equipo se adapte a él.

@alexcastillod