Normalmente uno siempre recordará a su primer ídolo en alguna disciplina. Por ejemplo, en el fútbol, me atrevo a decir que Claudio López y Cristiano Ronaldo son mis más grandes inspiraciones y los que me hicieron amar el deporte.

Lo mismo me pasa con Aaron Rodgers y Tom Brady, aunque Patrick Mahomes se está haciendo un espacio importante en la NFL. Sin embargo, con la Formula 1 fue diferente. Empecé a seguir el deporte motor gracias a mi familia y mi novia, quienes me invitaron a seguir la serie de Netflix “Formula 1: Drive to Survive”. Puedo describir mi primer contacto con la categoría reina del automovilismo como amor a primera vista. Lo que amo del deporte, en general, es la intensidad y la lucha interna por el éxito, y una disciplina donde compites hasta con tu compañero de equipo, es la máxima expresión de esto.

Carlos Sainz es el piloto que más me gusta en la Formula 1. Mi admiración hacia él es muy grande y siempre, absolutamente siempre, querré que tenga éxito, donde sea que esté. Carlos abandonará McLaren en 2021 para ser parte de Ferrari, la escudería más importante de toda la categoría.

En un deporte tan intenso y tan selecto, algunos pilotos olvidan que a pesar de ser un “todos contra todos” el trabajo en equipo es muy importante; no hablo en general, pero hay algunos conductores muy competitivos que a veces toman decisiones con la cabeza caliente. Y recalco, esto no es crítica, cada uno tiene su estilo y por alguna razón están ahí, en un grupo reducido de veinte personas en todo el mundo.

A pesar de ello, hay otros pilotos que se preocupan un poco más que otros por el éxito de la escudería y/o compañero de equipo. Carlos Sainz, que comenzó su carrera en Toro Rosso, y que estuvo también en Renault, llegó al equipo McLaren en 2019. La escudería de Woking es una de las más emblemáticas de la categoría, por lo que, sin demeritar a Renault y Toro Rosso (sería muy irresponsable de mi parte), la responsabilidad de Sainz era un poco mayor ahora.

batch sainz2

Sainz llegó a McLaren con un peso extra encima: suplir a su más grande ídolo, Fernando Alonso. Para Sainz, Alonso es su inspiración en cuanto a Formula 1, o esto nos menciona en la serie “Drive to Survive”. Junto a él, llegó un joven británico de nombre Lando Norris, para continuar explotando el gran trabajo que había (y sigue haciendo) Zak Brown con la escudería. Desde que Sainz y Norris llegaron a McLaren el ambiente en el equipo fue muy diferente. La relación entre el británico y el español se sentía tan sana y sincera, que era algo que cualquier escudería desearía. Aunado a esto, el talento de ambos es muy destacable.

McLaren es la escudería que decidí apoyar cuando comencé a ver la Formula 1. La historia de Senna y Prost, Lewis Hamilton siendo campeón del mundo con ella, la participación (aunque no fue tan exitosa) de Sergio Pérez, entre otras cosas, me hicieron inclinarme. Vaya, muchos factores se juntaron y la vibra que me transmitió fue muy positiva. Desde que conocí a Carlos Sainz puedo decir que me atrapó. En instantes se volvió mi piloto favorito, y aunado a que participaba en mi escudería favorita, fue un período que disfruté mucho.

batch sainz 3

La conducción de Carlos, a mi gusto, es la más fina que hay en la Formula 1. Es increíble ver a un piloto tan joven, manejar con tanta madurez como lo hace él. 'Chilli', a pesar de ser aficionado a Alonso, cuando se enfrentaba a él en la pista (vaya que tuvieron enfrentamientos directos) se aferraba a no perder posición con Fernando, o ganársela en su defecto. El coraje que tiene el madrileño y su sangre de campeón, son características que explotan dentro de la pista.

La partida de Sainz de McLaren es dura, pero siendo sincero, sé que va a un lugar mejor, al menos por ahora. Pocos pilotos pueden decir que estuvieron en Ferrari, y esto para nada es poca cosa. El mismo Fernando Alonso ha comentado que Sainz es lo que Ferrari necesita para el futuro. Habló sobre la partida de Vettel y lo que Carlos significaría con Leclerc en la casa del 'Cavallino Rampante'.

batch sainz 4

Sería muy egoísta de parte de un aficionado no aceptar la partida de Sainz, y no digo dejar, porque al final las decisiones son de los pilotos. Hablo de aceptar, como aficionado, que tu ídolo va a un lugar mejor, y creo que, como seguidor fiel a Carlos Sainz, he aceptado esto y espero verlo algún día ser campeón del mundo con Ferrari.

Carlos, si llegas a leer esto quiero agradecerte por traerle alegrías a McLaren, por traernos felicidad a los aficionados de la escudería y a los tuyos. Por hacernos entender a muchos que, a pesar de todo, este deporte sigue siendo en equipo. Eres un extraordinario piloto, pero igual eres un tremendo deportista. Entiendes perfectamente lo que significa ser atleta, y eso es disfrutar. Contagias alegría y buena vibra, y creo que eso nada lo puede sustituir. Tu madurez, humor y compañerismo son tres características que tomo de ti y espero las lleves a Maranello.

Carlos, las palabras no serán suficientes para decirte “gracias”. Trajiste, junto a Lando, el tercer lugar en el campeonato de equipos, y a eso me refiero con el compañerismo. Llévate todo eso a Ferrari y el automovilismo te recompensará. Carlos, tu aventura apenas comienza y estás por vivir la mejor etapa de tu vida. Ferrari es una escudería que te puede dar todo para que seas campeón del mundo, porque el talento lo tienes y la cabeza también. Me quedo, Carlos, más que con los resultados al final, con lo que transmitiste junto a Tom, Lando, Andreas y Zak. Tú y todos ellos le devolvieron la esencia a McLaren y lo volvieron a colocar en el podio del Mundial de Constructores.

batch sainz5

No puedo entenderte, porque no es así, pero puedo decir que te acompañé en esta temporada durante los buenos y malos momentos, y ahí seguiré, aún compitiendo con otro equipo. De aquel segundo lugar en Italia, comprendí tu sabor agridulce. “I want this win, Tom”: tengo estas palabras muy grabadas en mi mente; tienes hambre de victoria, pero también responsabilidad, y estos son dos elementos que se formulan para el éxito. Gracias, Carlos, de todo corazón. El mensaje y lo que dejaste en McLaren serán un sello que tendré marcado por el resto de mi vida y nunca olvidaré.

Por una última vez: gracias, Smooth Operator.

Por: Alejandro Castillo / @alexcastillod