Con la derrota ante el Sevilla, el entrenador alemán del Liverpool sumó otro fracaso a su historial de resultados adversos en finales.

El actual entrenador del Liverpool, Jürgen Klopp, ha tenido varios descalabros en partidos importantes para la consecución de un título. A pesar de ser uno de los directores técnicos más codiciados alrededor del orbe, a Klopp no se le han dado las finales, como quedó demostrado una vez más en la derrota de sus dirigidos ante el Sevilla en el juego por la Europa League.

A minutos de ganar la “orejona”

Durante la edición 2012-13 de la Champions League, cuando se enfrentaba a su acérrimo rival de liga, el Bayern Munich, Klopp dirigía al Borussia Dortmund. El equipo atravesaba por un gran momento tras haber eliminado al Real Madrid en semifinales y con un Lewandowski en plan grande, pero bastó solamente un gol de Arjen Robben en el ocaso de la final para que el Dortmund se tuviera que conformar con el subcampeonato.

De nuevo el Bayern

Una vez más sería el Bayern quien evitaría que Klopp se alzase con el trofeo, en esta ocasión se encontrarían en la Final de la Copa Alemana, donde el equipo de las abejas cayó 2-0 ante los bávaros con goles de Arjen Robben y Thomas Muller.

Ni porque eran favoritos

El Borussia Dortmund no cesó en ningún momento por hacerse de un título con Klopp al mando y se le dio una nueva oportunidad en la Final de Copa Alemana 2014-2015, a la que llegaban como el equipo favorito ante el Wolfsburgo. Para esta fecha, Klopp ya había anunciado su salida del club y quería ganar este último título, pero no contó con que el Wolfsburgo diera un gran partido y derrotaran a los suyos con marcador de 3-0.

No pudo en el primer intento...

Klopp llegó al Liverpool para la presente campaña y no tardó en que su estilo de juego se notara. La Capital One Cup sería el objetivo del equipo Red, Wembely parecía ser el lugar indicado para consagrarse después de todas aquellas caídas, pero el Manchester City se los impidió en la gran final al vencerlos en penales..

... y tampoco en el segundo

Tras convertir al Liverpool en un equipo realmente competitivo en tan sólo una temporada, las esperanzas de que el timonel teutón se consagrara campeón de la Europa League eran muy altas, mas un experimentado Sevilla al mando de Unai Emery sería el gran obstáculo, recetándoles una derrota muy dolorosa y postergando un nuevo título de Jürgen Klopp para una mejor ocasión.

Por Armando Gándara