Alrededor del mundo de los deportes nos encontramos con un sinfín de marcas que podemos relacionar con estas disciplinas: Riddell provee los cascos a la NFL, Jordan acaba de firmar para aparecer en los jerseys de la NBA, Nike hace lo propio con el fútbol americano profesional y Adidas es la imagen en los balones de la UEFA Champions League.

Todas estas estrategias de mercadotecnia han posicionado a las empresas ya citadas como magnates en el mundo del deporte. A lo largo de los años el deporte y el marketing se han vuelto almas inseparables y en el presente es muy difícil que uno pueda sobrevivir sin el otro. Por más duro que parezca, la pasión y color que despierta en nosotros el deporte se debe en su mayoría al trabajo mercadológico que hay alrededor del mismo y como nosotros compramos estos sentimientos para sentirnos identificados.

Cada una de las marcas mencionadas han decidido posicionarse y luchar por un lugar en los deportes más populares del mundo (aunque muchas lo han intentado y no lo lograron), pero hay una empresa que buscó una estrategia diferente y ha conseguido colocarse como una de las más importantes: Red Bull.

¿Cómo una empresa que vende bebidas energéticas ha logrado esto?

Dietrich Mateschitz, creador y fundador de Red Bull, ha sabido adaptar la bebida al gusto europeo para transformarla en la bebida energética por excelencia a nivel mundial. La importancia de esta marca ha llegado a tal nivel que su nombre se utiliza de manera genérica para referirse a las bebidas energéticas, como lo ha hecho Kleenex con los pañuelos desechables o Crayola con los crayones.

red bull nota2

Hay una palabra muy importante en el éxito de Red Bull y su estrategia de mercadotecnia: multipatrocinio. En su fase como pionera de esta nueva manera de promoción, la marca austriaca decidió no invertir millones de dólares en algún equipo de fútbol o deportes de élite, sino que decidió crearse una identidad y reforzar la imagen corporativa. La decisión fue invertir en varios deportes extremos, poco conocidos por el público, pero que sean coherentes con la filosofía de la marca, y así es, pues las bebidas energéticas comparten características con los deportes en los que Red Bull está presente, como lo son ‘riesgo’, ‘aventura’ y ‘extremo’.

La marca se encuentra en disciplinas tales como bicicleta de montaña, skate, escalada, parkour, paracaidismo, esquí extremo y la, tal vez más importante, Formula 1. La estrategia es sencilla y clara: al patrocinar tantos deportes diferentes, las posibilidades de aparecer en los medios se potencializan y por consecuencia, llegar al público objetivo es más fácil.

El famoso salto de la estratósfera de Felix Baumgartner, realizado el 14 de octubre de 2012, fue patrocinado por Red Bull. El evento alcanzó una cuota de pantalla del 27,8%, lo que se traduce a que la aventura, casi espacial, del austriaco cautivó la mirada de 4.323.000 espectadores.

Obviamente no es una casualidad, ya que realizar este tipo de eventos refuerza la imagen de Red Bull y le dan muchísimo poder a su filosofía y la manera coherente que maneja todos sus esquemas y modelos de negocio.

Algo muy importante, y tal vez el valor agregado y la razón de tal éxito, es el compromiso y la participación de la marca, como también su actividad dentro de sus trabajos. Red Bull no se ha limitado solamente a poner el dinero, sino que se han dedicado a fungir como un productor. Cuenta con sus propios actores y deportistas, graba y edita el contenido digital y audiovisual que vende a las televisoras y está totalmente sumergido en lo que está ocurriendo en cada uno de sus eventos.

Red Bull ha acertado en especializarse y personalizar su servicio, pero, sobre todo, en delegar sus tareas y actividades de forma correcta; es tan importante el lograr seguir teniendo éxito en el ámbito de los deportes, pero también en la parte de las bebidas, pues es su modelo de negocio matriz.

red bull slude

La filosofía de Red Bull es positiva tanto en la empresa como en los clientes y consumidores. Los deportes extremos han logrado tener una difusión que jamás hubieran imaginado gracias al trabajo que ha hecho la marca de bebidas energéticas. De igual manera la empresa se ha posicionado en uno de los deportes más prestigiados del planeta, la Formula 1, ya que cuenta con su propia escudería, la cual tiene un plan muy importante a futuro de hacer campeón del mundo a su piloto número uno y joven apuesta, Max Verstappen.

Red Bull invierte el 25% de sus ingresos en mercadotecnia y publicidad, se han adaptado al consumidor y saben cómo venderle. El popular eslogan “Red Bull te da alas” es una de las tantas estrategias que han hecho que la marca pueda modernizarse, hacerse dinámica y lograr que su consumidor se sienta identificado.

La capacidad de Red Bull de acercarse a su gente y lograr tener un trato personalizado con cada uno de sus aliados ha sido la llave maestra del desarrollo de esta moderna estrategia de mercadotecnia, que los ha posicionado como una de las marcas más importantes en el mundo de los deportes sin ser este su principal giro.

max

  • Puedes comprar una gorra como la de Max Verstappen en Amazon dando click aquí.
  • También puedes comprar el uniforme oficial de Red Bull Racing Team en Amazon dando click aquí
Banner_Horizontal_TDJ_Radio_RASA