De esta manera se nos fue, en un abrir y cerrar de ojos, la final de la UEFA Champions League.

La edición número 65 del torneo más importante del planeta, a nivel clubes, nos dejó muchísimos hechos que se quedarán marcados y escritos en los libros de la historia del fútbol. El Atalanta debutó en este certamen, convirtiéndose en el décimo equipo italiano en hacerlo; el Liverpool, campeón defensor, fue eliminado en octavos de final por el Atlético de Madrid, siendo está la segunda vez en la historia de los colchoneros que se despachan a los presentes monarcas (2016 al Barcelona). Importante mencionar, también, que en cuartos de final se vivió la mayor goleada en la historia entre dos equipos con más de cuatro trofeos:

Bayern Munich 8-2 FC Barcelona.

batch EgIm4epWsAE2vFM

386 goles, 3 autogoles, mucha emoción y suspenso caracterizaron a este certamen. Tras no saber si nuestra competencia favorita se llevaría a cabo y se finalizaría, hoy, con la victoria del Bayern Munich sobre el Paris Saint Germain consiguiendo su sexta ‘Orejona’ en la historia, concluye, y dejándonos mucha satisfacción futbolística, la UEFA Champions League.

El torneo, en general, nos dejó situaciones históricas. Sin embargo, solamente en la final vivimos hechos antológicos, y son de esos mismos acerca de los cuales te vamos a platicar a detalle:

Keylor Navas y Alphonso Davies: los primeros jugadores de CONCACAF frente a frente

batch kaylor davies

Así es, por primera vez en la historia de las finales de Champions dos jugadores de la CONCACAF se enfrentaron en la cancha. Keylor Navas disputará su cuarta final, pues entre 2016 y 2018 consiguió colarse con el Real Madrid en las tres ediciones, ganando las tres y convirtiéndose en el primer portero de la historia en conseguir un triplete. Por su parte, Davies es el quinto integrante de CONCACAF en participar en una final; el primero fue Dwight York, de Trinidad y Tobago, en 1999 con el Manchester United, donde salió campeón. Rafael Marquez fue el segundo en 2006 con el FC Barcelona, igual siendo campeón. Javier Hernández lo hizo por tercera ocasión en 2011, donde lamentablemente no levantó el título.

Thiago Silva es el primer capitán brasileño en una final de la Champions

thiago

Aún con jugadores históricos como Cafú, Ronaldinho y Julio César, Thiago Silva se convirtió en el primer jugador brasileño en portar el gafete de capitán en el partido más importante del año. El nacido en Rio de Janeiro, desde 2012, ha disputado más de 400 partidos con el Paris Saint Germain, anotando 9 goles para el conjunto francés.

Lewandowski es el primer polaco en participar en dos finales con equipos diferentes

batch lewa

En 2013, Robert jugó la final de este ansiado torneo participando en las filas del Borussia Dortmund de Jürgen Klopp. El conjunto amarillo salió derrotado 2-1 a manos del Bayern Munich, club por el que “Tito” ficharía la siguiente temporada. Desde eso, ningún equipo alemán se había metido a la final hasta ahora. El mismo Lewandowski ahora defendió los colores bávaros, mismos que lo vencieron en aquella final de Wembley.

Neymar pudo ser el tercer jugador no europeo en anotar en dos finales diferentes

ney gol

El astro brasileño disputó la final de 2015 en el Estadio Olímpico de Berlín con el FC Barcelona. En ese encuentro ante la Juventus, Neymar marcó el 3-1 definitivo para darle su quinta ‘Orejona’ al conjunto catalán. Solamente dos jugadores no nacidos en el viejo continente lo han hecho: Lionel Messi, marcando en la final de 2009 y 2011 (ambas ante el Manchester United) y Samuel Eto’o, camerunés que anotó en 2006 ante el Arsenal y 2009 ante el mismo Manchester United al que Leo Messi marcó.

Neymar pudo ser el primer jugador brasileño en anotar en dos finales para equipos diferentes

Ligado al hecho anterior, el ex jugador de Santos y medallista olímpico en Río 2016 casi se vuelve el primer jugador de todos los tiempos nacido en Brasil que marcara, no solo en dos finales diferentes, sino para dos clubes completamente diferentes. Neymar ya es el máximo goleador brasileño en la historia de la Champions con 31 tantos, superando los 27 de Rivaldo y los 30 que convirtió Kaká.