Anuncio
Banner_Vertical_TDJ_Radio_IMER_Yucatán

Hace un año, el 15 de septiembre de 2019, Pittsburgh recibió en Heinz Field a los Seattle Seahawks en la semana 2 de la temporada.

Ese partido es muy poco querido por los Steelers, pues significó el día que Ben Roethlisberger salió lesionado del codo derecho, lo cual lo detuvo para terminar la temporada. ‘Big Ben’ se retiró del encuentro con 8 pases completos y 75 yardas sin TD ni anotación.

365 días después, el mariscal de la universidad de Miami en Ohio volvió al emparrillado para enfrentar a unos New York Giants, que después de 16 años comenzaron a un quarterback que no llevara el nombre ‘Eli Manning’. Daniel Jones es el nuevo responsable de estar en los controles de la ofensiva de Jason Garrett.

El primer Monday Night Football de la temporada se llevó a cabo en el MetLife Stadium, uno de los más importantes de Estados Unidos. La defensiva de Pittsburgh logró detener a los Giants, pero al momento de despejar, Diontae Johnson soltó el balón y el equipo local logró recuperarlo. Sin embargo, la defensa acerera se volvió a portar bien y obligó a New York a patear el gol de campo. Tras esta acción, los equipos despejaron en series consecutivas. Cuando Pittsburgh recibió el balón por segunda vez en el encuentro, arrastró el balón por 6 minutos, culminando su serie con un gol de campo para empatar el marcador a 3.

Comenzando el segundo cuarto, Evan Engram provocó que Joe Haden hiciera una interferencia de pase y colocara el balón medio campo. En seguida, Daniel Jones tiró un pase de 41 yardas a las manos de Darius Slayton, el cual terminó en las diagonales.

En la siguiente serie de Giants, T.J. Watt hizo la jugada clave del partido, interceptando a Jones en su propia yarda 36. Esta posesión acabaría en 6 puntos de Pittsburgh, pues Ben Roethlisberger logró conectar un pase de 10 yardas a su receptor estrella, JuJu Smith-Schuster. Bowsell falló el punto extra por lo cual Pittsburgh no logró empatar el marcador. Justo antes de acabar la primera mitad, Roethlisberger volvió a conectar, esta vez con James Washington, para ponerse arriba 16-10.

La segunda mitad fue más discreta, pues los Steelers solamente aumentaron por 3 puntos su ventaja en el tercer cuarto. Restando 5 minutos del último periodo, ‘Big Ben’ volvió a encontrar a Smith-Schuster en la zona de anotación para finiquitar el encuentro. Ya con el partido definido, la defensiva dirigida por Mike Tomlin aflojó, lo cual le permitió a los Giants acercarse un poco al marcador con otra recepción de anotación de Darius Slayton.

batch steelers

Roethlisberger terminó el encuentro con 229 yardas y 3 anotaciones sin intercepción. Daniel Jones tuvo 279 yardas y 2 TD, pero a diferencia de Ben, a el le interceptaron en dos ocasiones.

El segundo partido de MNF (se acostumbra a celebrar dos en la primera semana) se celebró con los Denver Broncos recibiendo en el Sports and Authority Field at Mile High Stadium a los Tennessee Titans. El equipo local se fue arriba en el marcador con un pase del mariscal de segundo año, Drew Lock, a su ala cerrada y arma favorita Noah Fant.

Cuando los Broncos volvieron a tener el balón, Melvin Gordon, su nuevo corredor, soltó un balón en la yarda 25, el cual Simmons recuperaría para regresar a Ryan Tannehill, quien logró conectar un pase de 1 yarda a Priutt para que el marcador se iguale.
Stephen Gostkowski fue el villano de la noche para los Titans, pues falló 4 goles de campo y 1 punto extra. Empezando el cuarto cuarto, Tannehill encontró a Smith en cuarta y gol para poner arriba a Tennessee 13-7, pero en la siguiente serie Drew Lock y su ofensiva reaccionaron y pusieron el balón en la zona de anotación de la mano de Melvin Gordon, quien reivindicó su fumble con 6 puntos para Denver. Los Broncos se pusieron arriba con el punto extra de McManus.

A pesar de su reprobable actuación, Stephen Gostkowski fue el ‘héroe’ del partido anotando el último gol de campo para darle la vuelta al marcador poniendo arriba a los Titans por dos puntos. Drew Lock y compañía buscaron encontrar algún espacio, pero el tiempo no los ayudó a llegar a zona prometida.