Los Dodgers de Los Angeles le dieron la vuelta a un dificil sexto juego a los Rays y los vencieron 3-1 para lograr el título de Serie Mundial. 

Por más dificil que parezca, es apenas su séptima Serie Mundial y la primera desde 1988. El juego estuvo cuesta arriba pues desde el primer episodio, los Rays se pusieron adelante con cuadrangular en solitario de Randy Arozarena y a partir de ahí, Super Blake Snell dominó y maniató a placer a los bateadores de Dodgers.

Por cierto, Arozarena es el segundo novato en la historia de la Serie Mundial con 3 HR en una Serie Mundial, uniéndose a Charlie Keller, quien lo hizo en 1939 para los Yankees. Ahora tiene 10 jonrones en 25 partidos de playoffs en su carrera. Ese es el tercer menor número de juegos de todos los tiempos en 10 jonrones de postemporada en su carrera en el beisbol de las Grandes Ligas. 

El zurdo de Tampa estaba intratable, lanzó 5.1 entradas recetando 9 ponches sin siquiera tolerar base por bolas. Pero el manager Kevin Cash decidió sacarlo cuando apenas toleró su segundo imparable, dejándole su lugar a Nick Anderson quien echó a perder el buen trabajo de Snell tolerando primero tolerando un doblete de Betts. Luego un Wild Pitch para que entrara Austin Barnes y posteriormente en jugada de selección, Seager se embasa para que entrara Mookie y Los Angeles Dodgers le dieran la vuelta a la pizarra 2-1. El mismo ex Red Sox pegó cuadrangular solitario en la octava para aumentar la ventaja. 

De hecho Blake Snell es el primer lanzador con 9 ponches en 4 entradas de un juego de Serie Mundial desde Sandy Koufax en el Juego 1 de la Serie Mundial de 1963 contra los Yankees. Koufax terminó ese juego con 15 ponches lanzando la ruta completa.

Pero el desastre de Anderson en complicidad con Cash resultó fatídico para los Rays. Nick Anderson ha permitido una carrera en 7 apariciones consecutivas como relevista, la racha más larga en la historia de la postemporada de la MLB y no fue la excepción hoy que lo pagó caro. 

Por parte de Dodgers, los dos lanzadores mexicanos tuvieron acción. Julio Urías es el primer pitcher nacido en Mexico en aparecer en 5 juegos de Serie Mundial superando a Fernando Salas que lo hizo con Cardenales en 2011. El propio sinaloense tuvo el salvamento desde el montíulo las últimas 2 entradas. También Víctor González en labor de relevo lanzando 1.1 entradas con saldo blanco y 3 ponches.