¿Seguros que ya no es 2020? Es que el tennis profesional sigue dándonos sorpresas enormes que parece que seguimos atrapados en este año que nos mostró que todo es posible.

Novak Djokovic (1) y Aslán Karátsev ya se encontraban listos para su duelo de semifinal, tras vencer a Grigor Dimitrov y (18) y Alexander Zverev (6) respectivamente. Sin embargo, estaban pendientes dos cuartos de final para definir la otra llave, donde vimos un duelazo de rusos entre Daniil Medvedev (4) y Andrey Rublev (7), y otro entre pasado y presente contra presente y futuro, pues Rafael Nadal (2) se vio la cara ante el joven Stéfanos Tsitsipas (5).

Semis Asutralia Nadal nole

El primer duelo entre Medvedev y Rublev estuvo lleno de velocidad y bolas milimétricas de Daniil, que no dejó de correr drurante todo el encuentro, a pesar del gran trabajo que estuvo haciendo su compatriota durante todo el partido. De hecho, en el primer set, ganando 3-2, Medvedev rompió el servicio de Andrey, y Rublev respondió quebrando el siguiente servicio como si nada. Sin embargo, con las cosas emparejadas, Daniil logró llevarse el parcial 7-5 y fue muy importante pues este set fue el más reñido.

El más experimentado, Medvedev, vio uno de los retos más grandes del torneo al enfrentar a Rublev, quien a pesar de haber enfrentado a jugadores menos exigentes que él, no había perdido ni un set en todo el torneo. Ante Daniil, Andrey no pudo ganar un solo parcial.

Ahora, esta no fue la sorpresa. Lo impensable pasó más tarde ahí mismo, en el Rod Laver Arena, cuando Stéfanos Tsitsipas remontó dos sets abajo y venció a Rafael Nadal, privándolo de la oportunidad de siquiera competir por su Grand Slam 21.

Semis Asutralia Nadal Stefanos

Nadal solamente había perdido una vez en Major tras ganar los primeros dos parciales. Rafa ganó relativamente cómodo los dos primeros sets (6-3, 6-2), y en el tie break del tercer parcial se cayó, teniendo un desempate bastante mejorable. Con esto, el griego logró ganar el tercer set 7-6 y remontar 6-4, 7-5 en el cuarto y quinto para clasificarse a la semifinal ante Medvedev (nunca ha jugado una final de Grand Slam).

En el quinto set ya se notaba la fatiga de ambos y el cansancio físico, y ambos sabían que el ganador sería quien logre romper el servicio del otro. Fue el griego quien, con el parcial 5-5, logró llevarse el asalto y aprovechar su saque con 6-5 para calificar a la semifinal del Australian Open.