Se jugaron en el Rod Laver Arena de Melbourne las dos semifinales femeninas del Australian Open, un torneo que en su edición 2021 nos ha regalado tantas sorpresas que no queremos que se acabe, sin embargo, va llegando a su fin y estamos para disfrutarlo.

En primera instancia se jugó el partido más atractivo de las semifinales. Naomi Osaka (3) enfrentaba a la mejor tenista de todos los tiempos, Serena Williams (10), en un encuentro que prometía muchísimo, más que nada por la fuerza de los servicios que amabas jugadores tienen.

Osaka tuvo un gran camino hacia la semifinal, venciendo en la cuarta ronda a Garbiñe Mugurza (14), siendo esta la victoria más atractiva que la nipona logró. Garcia, Jabeur y Hsieh también fueron víctimas de la nacida en Chuo-ku.

Final Australia M Osaka

Por otra parte, Serena Williams, a pesar de ya no tener la condición física que la caracterizaba, logró llegar a este partido tras vencer a Potapova en tercera ronda, a Sabalenka (7) en cuarta ronda y a Simona Halep (2) en cuartos de final, siendo esta victoria su 362 en Grand Slam, empatando a Roger Federer, quien estaba en primer lugar en solitario.

Osaka se llevó este encuentro en dos sets, pues a final de cuenta su movilidad y la fuerza de sus servicios fue muy importante. La primera etapa se lo llevó 6-3, pero el segundo parcial fue más importante para la nipona, pues teniendo la ventaja 4-3 y el servicio, Serena logró quebrarlo y empatar el parcial. Sin embargo, Osaka respondió y con triple break point rompió el servicio de la michiguense. Con servicio para saque, la número tres del mundo logró su pase a la final del Australian Open.

En la otra llave vimos un partido con jugadoras rankeadas en menor posición. Karolína Muchová (25) fue la sorpresa del torneo en los cuartos de final, pues venció a Ashleigh Barty (1). La checa también se encargó de Elise Mertens (18) y también de su compatriota y tocaya Karolína Pliskova (6).

Final Australia M Brady

Su rival, Jennifer Brady (22), tuvo un camino más accesible que la europea, pues Jessica Pegula (Q) fue la jugadora que más le complicó el torneo. Eliminó a Donna Vekic (28) en la cuarta ronda igual, pero sin mucho esfuerzo requerido, sobre todo en el primer set. De hecho, la croata fue la única capaz de llevar a tie break a la estadounidense.

Los primeros dos sets fueron vibrantes. Cada una dominó cada uno de los dos parciales iniciales. Jennifer Brady se llevó la primera etapa del partido 6-4 tras aprovechar su quiebre, mientras que Karolína Muchová hizo lo mismo en el segundo set, llevándoselo 6-3. Algo similar que vimos en los dos primeros parciales es que ambas ganaron con una doble falta de la rival. Es decir, las dos quebraron el servicio de su oponente para ganar sus respectivos primeros sets.

En el tercer periodo cada una logró ganar su primer servicio, pero Brady quebró en el tercer asalto. Ambas continuaron manteniendo sus respectivos servicios, lo cual fue suficiente para que Brady se llevara la victoria y clasifique a la final para enfrentar a Osaka.