Los Indianapolis Colts llegaron a un acuerdo con los Philadelphia Eagles para adquirir al quarterback de primera ronda, Carson Wentz, a cambio de una tercera ronda en el Draft de 2021 y una segunda (condicionada y posible cambio a primera) en el Draft de 2022.

Wentz fue seleccionado con el segundo pick global del Draft de 2016, solamente por detrás de Jared Goff, quien recientemente también fue cambiado de su equipo de origen, Los Angeles Rams hacia los Detroit Lions, en un canje por Matthew Stafford y algunas selecciones para años próximos.

Wentz es uno de los mejores jugadores que han surgido hacia la NFL provenientes de la universidad de North Dakota State. Fue una de las estrellas de la universidad en su paso por ahí, y culminó su paso con 5,115 yardas y 45 anotaciones en los 612 intentos de pase que tiró, completando 392.

Wentz llegó a los Eagles para ser titular, como se espera de un quarterback tomado con la primera o segunda selección. Trabajó bajo el mando de Doug Pederson, pero con quien consiguió tener una buena relación fue con Frank Reich, quien era el coordinador ofensivo del equipo de la Ciudad del Amor Fraternal.

Reich y Wentz trabajaron muy bien durante el 2016, teniendo un récord de 7-9 pero estableciendo un muy buen sistema ofensivo, moldeado a las habilidades y capacidades de Wentz, trabajando en orden con Darren Sproles y Nelson Agholor, pero sobre todo haciendo una mancuerna importante con su ala cerrada Zach Ertz.

Wentz 1

En 2017, todo esto se vio consumado, Wentz y Reich lograron encontrar la formula para que este equipo triunfe. Los Eagles adquirieron a LeGarrette Blount en la agencia libre, pero también a Nick Foles, un mariscal de campo de la Universidad de Arizona, que fue drafteado por ellos mismos en 2012, pero pasó por equipos como los Rams y los Chiefs antes de volver a Philly.

En los primeros 13 inicios de Wentz en la temporada 2017, el nacido en Raleigh tiró para 3,296 yardas y 33 con solo 7 intercepciones y un QB Rating de 101.9. Muchos periodistas y expertos colocaban a Wentz como el máximo candidato a MVP de la temporada. Sin embargo, se lesionó la rodilla (ACL) y no pudo terminar la temporada. En su lugar, Nick Foles tomó la posición y lideró a los Eagles a una temporada de ensueño, consiguiendo el primer Super Bowl en la historia de la franquicia y venciendo en el Super Bowl LII a los New England Patriots de Tom Brady, siendo MVP del partido.

La afición de Philadelphia olvidó todo lo que Wentz hizo a principios de temporada, tanto que le construyeron una estatua a Foles afuera del estadio.

Wentz y Luck

En 2018, Wentz regresó en la semana 3 ante los Colts, en un encuentro que los Eagles ganaron 20-16. El quarterback fue rankeado #3 en el top 100 de jugadores antes de iniciar la temporada. Sin embargo, a medio año lidió con una lesión en la espalda, la cual lo dejó fuera por el resto de la campaña.

El 6 de junio de 2019 los Eagles firmaron un contrato por 5 años de $128 millones con Wentz, garantizándole $107 millones. Logró meter al equipo a playoffs, tras ganar la división con récord de 9-7. En el partido de ronda de Wild Card ante los Seattle Seahawks recibió un golpe muy fuerte de Javedeon Clowney, el cual lo hizo abandonar el encuentro en su debut en playoffs.

En 2020 empezó 12 encuentros y fue el más interceptado de la liga con 15 picks. A parte de esto, tuvo 4 fumbles perdidos en 10 que le provocaron. Wentz no contaba con una línea ofensiva que lo dejara trabajar o siquiera que le de tiempo de pensar.

En la semana 14 fue cambiado por la selección de segunda ronda de los Eagles en el Draft de 2020, Jalen Hurts, y desde ese momento su relación con Doug Pederson se fracturó.

Se decía que para la franquicia era Wentz o Pederson, pero al parecer decidieron deshacerse de los dos. Carson tiene muchas cosas que mejorar, sobre todo en sus mecánicas, pero si hay alguien que puede arreglar esto en el mariscal de North Dakota State es Frank Reich, ahora headcoach de los Colts, quien fue su coordinador ofensivo en sus mejores épocas y también el que logró encontrar las cualidades del mismo, poniéndolo en la conversación para ser MVP en su segundo año como titular (también su segundo año en general).

 

Los Colts tuvieron una adquisición importante y apuestan a que Wentz es el quarterback que podrá llevar al conjunto de Indianapolis hacia el Super Bowl. La franquicia tiene el mejor espacio salarial de la liga y seguro que esta no será la única bomba que soltarán este año.