Tras vencer a Daniil Medvedev (4) en tres sets, Novak Djokovic se consagró con su noveno trofeo del Australian Open y se afianza para continuar con el título del máximo ganador en la historia del torneo en la Open Era.

Medvedev tuvo un camino bastante exigente, pero sabemos que es el tenista del momento y que sus rápidos movimientos lo colocarán en el top 3 del ranking de la ATP, a pesar de haber perdido. El ruso está en un nivel muy importante, pero ‘Nole’ impuso su jerarquía en el partido y se llevó el trofeo. En primera ronda, Daniil se deshizo de Pospisil; durante la segunda ronda venció al español Roberto Carballés; su primer desafío importante vino en la tercera, Cuando Filip Krajinovic (28) le alargó el juego a 5 sets; la cuarta ronda fue un poco más sencilla, pues McDonald no le dio mucha batalla; sin embargo, en cuartos de final tuvo que enfrentar a Andrey Rublev (7) y en semifinales a Stéfanos Tsitsipas (5).

Por su parte, Novak Djokovic sufrió más en su llegada a la gran final, pero una vez superado el obstáculo de la pequeña lesión, el nueve veces campeón del Australian Open estuvo imparable. En primera ronda venció a Chardy, fácilmente, pero Tiafoe le dio más batalla en la segunda; el reto más grande de ‘Nole’ fue Fritz (27) en tercera ronda, pero una vez superado, pudo deshacerse de Raonic (14) en la cuarta ronda, de Alex Zverev (6) en cuartos de final y de Aslán Karátsev, sorpresa del torneo, en las semifinales.

Djokovic campeon foto

En el partido, Djokovic ganó 7-5, 6-2, 6-2 y consiguió su tercer título consecutivo en este torneo, noveno de manera general. De esta manera sella una marca de nueve finales jugadas y nueve finales ganadas. Novak tuvo un lapso increíble de 11 juegos ganados de 13 jugados, logró frustrar a Medvedev y un jugador tan intenso y rápido como el ruso, cuando se desespera es vulnerable.

Con esta victoria, claramente, Novak Djokovic conserva su primera posición en el ranking masculino de la ATP, al menos hasta el 8 de marzo, y con esto extenderá su permanencia a 311 semanas, superando la marca que antes le pertenecía al suizo Roger Federer.

Medvedev tenía una marca de 20 partidos consecutivos ganando y 12 ante jugadores top 10, pero ‘Nole’ llegó para detener esto y así fue como el ruso salió con una derrota de su segunda final de un Grand Slam, pues ya había enfrentado a Rafa Nadal en el juego por el campeonato del U.S. Open de 2019.

Djokovic campeon

Rafa Nadal se mantuvo en el segundo escalón del ranking, pero Medvedev logró subir a la tercera posición (cuarto antes). Si el ruso lograba conseguir la victoria, pudo haber sido segundo.