Las vueltas que da la vida nos presentan hoy la historia de Trent Richardson, un jugador de futbol americano profesional, que fue de las promesas más grandes en la NFL a principios de la década de los 2010, que terminó jugando para la Liga de Futbol Americano Profesional mexicana.

Richardson empezó su carrera en su ciudad natal, Pensacola, Florida, en la Escambia High School. Su carrera de preparatoria terminó con 228 acarreos, 2,100 yardas y 25 touchdowns.

En un encuentro ante la Milton High School tuvo 419 yardas en 29 toques, anotando en seis ocasiones, siendo nombrado el ESPN Rise Player of the Week.

Fue reclutado por la Alabama University, uno de los mejores programas para formar corredores en la NCAA, de donde han salido Mark Ingram, Derrick Henry, entre otros grandes running backs. Sus dos primeras temporadas (2009 y 2010) fue partícipe en aproximadamente la mitad de los acarreos, con 1,451 yardas totales y 14 anotaciones. Sin embargo, en su última temporada logró hacer más, como titular, qué en las dos primeras combinadas, corriendo para 1,679 yardas y anotando en 21 ocasiones. Terminó su carrera colegial como campeón en dos ocasiones del Campeonato Nacional. En 2011 fue nombrado All American de manera unánime.

Richardson draft

Richardson llegaba al draft de 2012 proyectado como uno de los mejores corredores prospectos desde Adrian Peterson. Era casi un hecho que se iba a ir en primera ronda, pero lo hizo muy temprano. Después de que los Colts tomaran a Andrew Luck con el primer pick y el equipo de Washington seleccione a Robert Griffin III con el segundo, los Cleveland Browns cambiaron con los Minnesota Vikings para ser terceros y hacerse de los servicios de Richardson con la tercera selección global, siendo el corredor más tempranero desde Reggie Bush en 2006, quien fue tomado con la segunda.

Tras una cirugía y perderse la pretemporada con los Browns, Richardson logró comenzar la temporada regular y la verdad es que sus números no fueron tan malos. Corrió para 950 yardas y 11 anotaciones, a parte de tener 367 yardas aéreas y 1 touchdown por esta vía.

Richardson Colts

Jugó los primeros dos encuentros de la temporada 2013 con el equipo de Cleveland, pero los Colts le ofrecieron una selección de primera ronda a los Browns por él, pues Vick Ballard se lesionó e Indianapolis no tenía corredor. Los Browns accedieron y Richardson logró clasificar a playoffs. Sin embargo, su primera jugada en postemporada fue un fumble ante los Chiefs, en un partido histórico que los Colts ganaron 45-44. El 12 de marzo de 2015, Indianapolis lo colocó en la lista de transferibles.

Fue contratado por los Raiders en marzo de 2015, pero en agosto, antes de empezar la temporada regular, Oakland lo cortó. Justo un año después, los Ravens decidieron apostar por él, firmándolo en abril de 2016, pero, otra vez, ni empezó la temporada y en agosto fue cortado por Baltimore.

En 2017 le surgió una oportunidad de continuar jugando, esta vez en la Canadian Football League, con los Saskatchewan Roughriders. Tras solamente cuatro partidos, Richardson se lesionó la rodilla y los Roughriders lo colocaron en la lista de lesionados. Sin embargo, en mayo de 2018, tras no presentarse al campamento de entrenamiento, el coach Chris Jones lo mandó a la lista de suspendidos. Trent estaba involucrado en un tema legal, en el cual tenía una condición de que si cruzaba la frontera canadiense perdería la custodia de su hijo, lo que lo obligó a buscar otra alternativa dentro de Estados Unidos.

En 2019 pasó a la Alliance of American Football y estuvo una temporada con el Birmingham Iron, donde jugó lo que hubo de campaña, pues la liga suspendió sus actividades por cuestiones de oficinas y el torneo no se pudo completar de manera exitosa. Richardson terminó siendo el jugador más productivo de la temporada, durante la existencia de la AAF, con 12 touchdowns totales y 571 yardas en apenas 8 encuentros.

Richardson Iron

En febrero de 2011 Richardson encontró otro camino y una nueva oportunidad para continuar con su carrera de jugador profesional. Los Caudillos de Chihuahua hablaron con él para ser parte del equipo que participará en la temporada 2021 de la Liga de Futbol Americano Profesional mexicana, y el egresado de Alabama aceptó. El corredor dijo que está dispuesto a lo que sea, desde ayudar a tomar decisiones hasta jugar en la defensiva.

La vida da muchas vueltas, y más en el deporte. En menos de una década pasaste a ser uno de los prospectos más grandes de la NFL a estar muy lejos de regresar a esa liga. Sin demeritar el nivel de las otras competiciones donde Richardson participó, sabemos que el nivel está muy lejano al de la National Football League.