Tras el caso del Barçagate, donde se acusaba al FC Barcelona de contratar empresas especializadas en análisis de datos y Big Data para crear campañas ante personalidades contra la junta de Josep María Bartomeu, el ex presidente fue detenido por la policía catalana por ser uno de los principales involucrados en el polémico caso.

Sin embargo, esta mañana, Bartomeu fue puesto en libertad condicional, pues él y su asesor principal en la institución, Jaume Masferrer, se acogieron a su derecho de no declarar ante el tribunal.

Bartomeu pasó la noche en una comisaría, donde un aficionado lo esperó. Tras salir, el individuo se acercó al ex directivo del Barcelona para pedirle una fotografía, a lo que Josep María accedió fácilmente. Sin embargo, el fan le hizo una petición un poco más rara a Bartomeu después de sacarse la foto.

El seguidor le pidió al ex mandatario si podía regalarle su cubrebocas, a lo que Bartomeu contestó: “no, no, no puedo, no puedo”. El solicitante no exigió más y dejó ir tranquilamente al ex presidente culé. Cuando se separaron mencionó: “el presidente del Barcelona está conmigo y todo bien, gracias a Dios”.

El aficionado habló con Deportes Cuatro y declaró que no sabía que Bartomeu estaba detenido.

“Pasaba por ahí y dije ‘Este me suena familiar’. Me acerco y veo a Bartomeu, pensaba que había ido a ver a alguien. Lo he visto bien, como si hubiera salido de un hotel de cinco estrellas. Yo pensaba que había ido a ver a alguien. No parecía que había dormido ahí. Está muy bien, huele bien, camisa blanca, todo bien”.