Con motivo de su 83 aniversario, el Estadio “General Salvador Alvarado” tuvo su tradicional homenaje por la mañana, con diversas actividades que se desarrollaron con sana distancia y estrictos protocolos sanitarios.

A las 5:00 de la mañana, en la Plaza Grande de Mérida, se prendió la antorcha con el fuego nuevo, que los corredores invitados llevaron por la Calle 60 y Paseo de Montejo, hasta llegar a la Catedral del Deporte Yucateco, encender el pebetero olímpico y comenzar las vueltas simbólicas a la pista de tartán.

Carlos Sáenz Castillo, director del Instituto del Deporte (IDEY), encabezó en este recorrido a un grupo conformado por Víctor Manuel López Manrique, Odette González Ortega, Eduardo Farráez Meza y Sergio Iván Pereira Gamboa.

Posteriormente, Johansen Macías Medina y su padre Leonel entregaron medallas de mérito ciudadano a Luis López Castro, María Francisca Díaz Manrique, Thelma Cetina Canto, Soler Torres Ruiz, José Reyes Escobedo, Julio Góngora Escobedo y el presbítero Manuel Vargas Góngora.

IMG 20220201 123324

Luego, Alex Rivas guió una activación física con aforo limitado y, por último, se cortó el pastel, con el titular del IDEY; el director de Vinculación y Unidades Deportivas de la dependencia, Jorge Esteban Abud; el administrador del recinto, José Molina Torres, y algunos trabajadores del mismo.

Fue un aniversario diferente, debido a la pandemia, con un número reducido de participantes, cuidando las distancias en todo momento y, en vez dar una vuelta por año, como es costumbre, las y los corredores únicamente recorrieron la pista de manera simbólica.

También te puede interesar